Entra con tus redes sociales

  

O entra con tu cuenta M3

10 áreas de la casa que esconden gérmenes

María Guadalupe Sandoval Meza

  • 10 áreas de la casa que esconden gérmenes

|

Hacer el aseo de la casa en tiempo récord puede salvarte de una visita inesperada, pero de vez en cuando una limpieza profunda es necesaria, sobre todo si no quieres que esos rincones oscuros -e impensables- den lugar a nuevas formas de vida. Echa un vistazo:

  1. Alfombras: a veces por la prisa solo limpiamos superficialmente. Sin embargo, es importante remover el polvo y la suciedad que se acumula en la parte inferior de las alfombras, procura voltearla y aspirarla a la perfección.
  2. Bolsas: están contigo todos los días en casa, en la oficina, en las fiestas y hasta en el baño, imagina cuán sucias pueden estar. Aséalas regularmente, pero antes de hacerlo checa de qué material están hechas. Las de algodón o poliéster se pueden echar a la lavadora, aunque podrían decolorarse al paso del tiempo. En las de ante o gamuza, usa una goma de migajón. En las de piel lo mejor es un paño húmedo en agua. En caso de que se manche de grasa o aceite, ponle talco y deja que absorba por 12 horas, luego limpia. Si tu bolsa es de cuero, pasa un trapo de algodón con un poco de crema o cera natural. Las de charol se limpian fácil con un poco de limpiador de vidrios. No olvides limpiarlas por dentro también, ya sea solo sacudiéndolas o incluso aspirándolas.
  3. Bolsa de mandado: aunque se actúa en favor del medio ambiente al usar una bolsa especial de tela, lona o nylon para ir al super, es común que olvidemos lavarla, lo cual puede no ser tan bueno para tu salud. La mayoría se pueden lavar a mano o en la lavadora con agua y detergente. Otra opción es limpiarlas con un paño desinfectante. Recuerda que, si quieres reutilizar las bolsas de plástico, debes lavarlas muy bien y dejarlas secar por completo. Al usarlas húmedas, no solo olerán mal, sino que también favorecerán un ambiente propicio para las bacterias.
  4. Persianas: dependiendo del material del que estén hechas, es la cantidad de polvo que guardarán. Si son de metal, bastará pasar un paño humedecido con agua o limpiador multiusos; en las de madera haz lo mismo, pero asegúrate de secarlas totalmente para no estropearlas; y en las de tela utiliza una microfibra seca.
  5. Refrigerador: bien dicen que ojos que no ven…Cuando asees las manijas, cerciórate de limpiar también los laterales, la parte de abajo y la parte superior porque puede haber mucha mugre.
  6. Esponja lavatrastes: su trabajo es limpiar bacterias, así que lo más recomendable es desinfectarla a menudo. Hazlo en una mezcla de ¾ de taza de cloro en 3.5 litros de agua.  Otra opción es dejarla toda la noche sumergida en vinagre blanco y dejarla secar al día siguiente, o bien, ponerla un par de minutos en el microondas para eliminar sus gérmenes.
  7. Escobas: sí, es necesario limpiar los limpiadores del hogar. La escoba es muy efectiva para atrapar el polvo y las pelusas, pero es común que la suciedad se quede atrapada en las cerdas. Sacúdelas bien y remójalas en agua tibia con jabón, la alternativa es aspirarla a profundidad y luego asear la aspiradora, así como el accesorio con el que lo hiciste.
  8. Botes de basura: lávalos en la azotea, en el cuarto de lavado o en el baño. No dejes de desinfectar esas zonas también. Rocía el bote con un producto limpiador que tenga lejía y deja reposar por 10 minutos. Enjuaga, limpia y, sobre todo, espera a que esté completamente seco para colocar en su interior una bolsa nueva.
  9. Plantas: las plantas de exterior se limpian con el viento y la lluvia, pero ¿qué hay de las plantas para interiores? Trata de limpiar sus hojas con un paño húmedo y revisa la tierra, a veces regarlas excesivamente puede originar moho, de preferencia cámbiala si es el caso.
  10. Portacepillos: todo el tiempo está en un ambiente de humedad, lo que puede generar bacterias. La recomendación es hacer una mezcla de una parte de lejía por cada tres de agua y lavarlo muy bien. Déjalo secar por completo, así podrás usarlo de nuevo y con mayor tranquilidad.

¿Hubo zonas o accesorios que no habías considerado antes? Ahora que ya los tienes en mente, no dejes que se conviertan en hogar de los microbios. 

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0dTbup
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."

Notas Relacionadas

5 errores que cometemos al limpiar las ventanas

Hay técnicas que lejos de ayudarte, te pueden perjudicar. Toma nota para no trabajar doble

Elimina el olor y las manchas de los recipientes de plástico

Dile adiós a esos molestos problemas con estas estrategias súper efectivas

 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar