Entra con tus redes sociales

O entra con tu cuenta M3

Guía básica para elegir tapices

Horacio Merediz*

Inspira M3. Consejos de decoración

|

Si piensas que los tapices han pasado de moda, debes saber que desde hace varios años las empresas de textiles decorativos realizan investigaciones para generar propuestas originales y contemporáneas. Con esta extensa oferta, el reto es saber elegir el adecuado para darle un toque especial a tu casa. Aquí te decimos cómo.

¿Qué superficie necesitas para colocar un tapiz?

El lienzo ideal para un tapiz es aquel que tenga menos imperfecciones a lo largo de su superficie, un muro de yeso o el aplanado liso son ideales. Un muro en tablaroca o hasta un lambrín de madera son útiles también pero ojo con las juntas entre cada tabla.

Como consejo, ve siempre los muros a contraluz para detectar imperfecciones. Recuerda que el papel tapiz las dejará al descubierto y maximizadas. También es importante que la superficie no tenga problemas de humedad.

¿Cómo te entregan un tapiz a la hora de comprarlo?

Casi todos los tapices se fabrican en rollo. Dependiendo del modelo y la marca, varía la longitud desde 10 hasta 30 metros o más. De igual manera su ancho, los más comunes son de 36 pulgadas (91.4 centímetros) y entre 52 y 56 pulgadas, (1.40 metros). Sin embargo existen muchas medidas dependiendo del modelo, por eso es recomendable revisar el ancho antes de comprar.

Sabiendo esto, toma en cuenta los empates entre sección y sección, ahí es donde radica la pericia del colocador, ya que existen diseños de tapices que son muy complejos y requieren de mano de obra profesional para su colocación y así garantizar que los empates sean imperceptibles.

La iluminación, el factor clave

Aprovecha la luz para decidir la ubicación de los tapices. Dependiendo del color predominante, puedes transformar todo un espacio. No hay una regla específica para la cantidad de tapiz que debes usar en un área. Sólo hay que tener presente cómo será el resultado en cuestión de iluminación.

Recuerda que ciertos colores como cafés, naranjas obscuros o grises absorben la luz dentro de un espacio, por eso, si te decides por alguno de estos, colócalo de preferencia del lado donde no refleje la luz, si lo pones justo en frente de la ventana ese espacio se va a hacer mucho más oscuro. 

La textura ideal

La elección depende de lo que quieras lograr. Por ejemplo, los espacios transitorios entre habitaciones como vestíbulos y pasillos son perfectos para experimentar con colores y texturas. Como su nombre lo indica son espacios dentro de tu casa en donde no pasas mucho tiempo, de tal manera que puedes arriesgarte con figuras barrocas que reflejen tu personalidad, con formas geométricas divertidas o con texturas e imágenes dramáticas que den estilo al espacio.

Cuando escojas este tipo de diseño, te recomendamos que lo coloques en un lugar donde tenga luz rasante, es decir, iluminación casi paralela con la superficie. Que la luz bañe el muro y la fuente de iluminación esté lo más pegada posible, por ejemplo, un cajillo luminoso, así resaltarás la textura del tapiz.

Si la fuente de iluminación es frontal, se pierde la textura en términos visuales

Cuando utilizas texturas muy cerradas y con relieve retienes el reflejo de la luz, de esa manera provocas espacios más íntimos. Por ejemplo, si tienes una habitación muy amplia y con demasiada entrada de luz, y quieres que sea un family room o una alcoba, es el lugar ideal para utilizar tapices con texturas muy marcadas y con colores que atrapen la luz, así equilibrarás la desproporción de luz y tamaño.

Los colores vivos y los tapices con diseños muy figurativos son recomendables en remates, contrastándolos con colores neutros para lograr mayor protagonismo. Úsalos en un espacio reducido, de esa manera todo el espacio será el protagonista.

En las recámaras procura usar texturas y colores sutiles, tu cuarto no es el lugar adecuado para experimentar, utiliza tonos neutros que se integren al color que hayas decidido tener en tu recámara, contempla también los tonos de las colchas y los cojines de la cama.

Para lugares donde quieras tener una sensación de frescura y amplitud puedes recurrir a colores claros como perla, ostión, beige, concha nácar y blancos, así como texturas lisas con destellos o brillos discretos, así vas a reflejar la luz en el espacio.

No tengas miedo de combinar tapices, todo se vale, siempre y cuando tengas una intención. Coloca el tapiz más rebuscado al lado del tapiz más simple, al enfrentar los extremos, les darás a cada uno mas personalidad.

Consejo

Compra rollos de reserva para reemplazarlo en caso de maltrato, humedad o desgaste. La cantidad del stock dependerá del tamaño de la superficie que tendrá el tapiz. Considera que siempre se debe cambiar al menos una cara completa de la pared para evitar diferencia en tonalidades.

El autor es Arquitecto, experto en diseño de interiores. Síguelo en Twitter @hmerediz

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvWii
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar