Entra con tus redes sociales

O entra con tu cuenta M3

Consejos para diseñar el vestidor ideal

Santiago Guzmán Montaño

|

Es habitual que con el tiempo nuestro hogar reciba más y más artículos y ropa que acumulamos año tras año. Es así que es imprescindible contar con un espacio especial para poder almacenar todo, y que además sea decorativo y funcional.

El vestidor es un clásico de la decoración del hogar, pero que no siempre fue bien considerado ni utilizado. Y justamente es ideal para aprovechar espacio, incorporando allí gran parte de la ropa que de otra manera dejaríamos desperdigada por diferentes puntos de la casa.

En vestidores las posibilidades actuales son muchas, desde la habitual imagen del mueble en uno de los laterales de la habitación, hasta espacios propios e independientes que constituyen ambientes en sí mismos, o incluso otras propuestas que se integran al cuarto de baño. En todos los casos, debemos saber qué es lo más adecuado para nuestro estilo de vida y para la personalidad de nuestros ambientes.

Dadas sus dimensiones, estos espacios permiten almacenar con orden desde las prendas de vestir hasta las maletas. Además, nos ofrecen la oportunidad de vestirte y desvestirte con completa libertad. Para ello no podrán faltar objetos básicos como un espejo de gran tamaño, un perchero y un sillón o puf.

Existen algunas pautas básicas para lograr el vestidor ideal, como por ejemplo un espacio para los zapatos, ya sea para mantenerlos en un zapatero o en su caja original. Sin duda la segunda opción es la más conveniente, ya que así los zapatos quedan protegidos del polvo.

Otro básico de un vestidor en un área de cajonería y espacio para colgar la ropa. Para cajones es recomendable disponer de organizadores que nos permitan mantener cada prenda sin arrugas.

Una pieza importante que no puede faltar en tu vestidor es el espejo. El cual junto con una buena iluminación permitirá tomar las mejores decisiones al momento de escoger la ropa. Si no cuentas con espacio suficiente para un espejo con montura propia, entonces elige uno que se pueda instalar en la puerta del vestidor. Esta opción resulta práctica para aprovechar el espacio al máximo.

Antes de afrontar la distribución interior, es esencial decidir cuantas personas van a utilizar el vestidor y analizar el tipo de prendas que se van a almacenar. De esta manera podrás proyectar los diversos accesorios con unas medidas ajustadas:

Ropa corta: las camisas precisan un hueco entre 60 y 75 cm. de altura y un espacio de 2 cm. para evitar posibles roces y arrugas.

Prendas largas: los abrigos necesitan una zona libre entre 1,20 y 1’50 cm. de alto, y los pantalones un módulo de 90 cm.

Suéteres y camisas: Lo mejor es guardarlos apilados en baldas extraíbles colocadas con una separación de unos 30 cm. de altura.

Complementos: Se deben situar en cajones o bandejas de 10 o 20 cm. de fondo.

Zapatos: En módulos con baldas de 35 a 40 cm. de alto y separados de la ropa.

Si bien su disposición depende tanto del espacio con que cuentes, como de la distribución que quieras darle, lo primero a tener en cuenta son tus hábitos. Puedes encontrar vestidores integrados en una habitación, constituyendo una estancia más de la casa o incluso formando un conjunto con el baño. También habrá que valorar el tipo y cantidad de ropa con la que se cuente, pues las posibilidades son múltiples.

Todos los accesorios, y materiales que necesitas para tu vestidor, puedes encontrarlos en diferentes establecimientos ya fabricados para que los montes según tus necesidades y a diferentes precios. Si lo que prefieres es que un ebanista lo haga a medida, te saldrá un poco mas caro, pero tendrás la ventaja de realizarlo todo a tu gusto.

Algunas ideas para diseñar un vestidor

Abierto y tipo clóset.- Elige un modelo abierto, que puedas anexar al dormitorio o al baño y que disponga de estantes, cajones con frentes acristalados (que reducen el peso visual) para localizar las piezas a simple vista. Las puertas corredizas y plegables serán las más útiles si queremos ahorrar espacio, mientras que abatibles representan una salida más económica, pero necesitan más espacio que las otras.

En la siguiente imagen podrás ver un vestidor que se concibió como un closet, con un interior más amplio por el que se puede caminar. Para no restar espacio de almacenaje, se instalaron puertas dobles correderas, con tiradores que facilitan su apertura.

Aprovecha el hueco.- Si cuentas con un dormitorio de planta irregular puede ser una buena opción planificar una zona de vestidor en uno de esos espacios. La premisa es que se integre en la decoración, pero que a la vez, se pueda disfrutar de un espacio independiente. Para ello, sigue una misma línea cromática y prueba a colocar una pequeña butaca y una lámpara que ambienten.

Con dos frentes en paralelo.- ¿Cuentas con un vestidor amplio? Distribúyelo en dos frentes paralelos, uno para él y otro para ella. Analiza las características de la ropa que vayas a almacenar para elegir los accesorios y complementos adecuados, como puede ser una alfombra, cajas, un maniquí de mimbre, etcétera.

Para idear un vestidor necesitarás al menos tres metros cuadrados de espacio. El pasillo de en medio debe medir unos 90cm. Ésta es la mejor forma de optimizar un espacio que suele carecer de muchos metros. Elige tonos cálidos en la pintura, lo agrandarás y aumentará la luminosidad.

Separado con un muro a media altura.- Si cuentas con un dormitorio amplio, recurre a destinar una pared como vestidor. Coloca detrás de la cama un muro o mueble tipo librero a media altura, que además de funcionar como cabecero puedas integrar como parte del mobiliario, así la parte trasera podrá fungir como zona de almacenamiento.

Los indispensables en un vestidor

Todo vestidor posee un zapatero, que en el caso de ser femenino tendrá un papel protagonista. También forma parte un mueble o una barra de perchas donde se colgarán los trajes.

Soluciona el problema del almacenaje con una butaca de tapa abatible y que esté hueca, para que guardes la ropa en su interior. Por fuera, este mueble proporciona un útil servicio de banco en el que sentarte mientras te pones el calzado.

Siempre resultará práctico crear un estante alto, dentro o fuera del vestidor, dependiendo de cómo sea éste. Aprovecharemos ese espacio para ubicar esos objetos que utilizamos menos.

Todo en orden y al alcance de la mano

• Es conveniente no recargar el armario con mucha ropa. El orden es primordial

• Para garantizar un buen almacenaje, la ropa necesita ventilación, por eso no es conveniente guardarla amontonada o apilada. Además evitarás que se arrugue.
Un buen consejo para que los bolsos no se deformen y se mantengan en buen estado es rellenarlos con papel.

• Si instalas dos niveles de barra, por cuestión de comodidad, es aconsejable colocar los sacos y chamarras arriba y las faldas y pantalones en la parte de abajo.

• Las prendas que más se usan (camisas, pantalones, jeans) deben estar más cercanas, a una altura entre la cadera y los ojos.

• Hacer una distribución inteligente de las prendas. Colgar la ropa de los adultos en perchas y la de los pequeños doblada en baldas o en cajones. Por su tamaño quedarán mejor.

• No llenar demasiado los cajones, para que no se arrugue la ropa y agrupar las prendas que tengan la misma utilidad.

• Para tener los zapatos en orden, protegidos y a la vista se recomienda usar cajas hechas a medida. Los zapatos se mantendrán mejor si se guardan en hormas de cedro.

Cualquiera que sea tu elección, actualmente existen innumerables marcas de mobiliario que proporcionan soluciones prácticas con muebles previamente manufacturados o intenta con un especialista que se ajuste a la medida exacta de tu espacio.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvWOS
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar