Entra con tus redes sociales

O entra con tu cuenta M3

Cómo ganar espacio en una cocina pequeña

Santiago Guzmán Montaño

|

Como bien se dice, la cocina es el corazón de la casa, ya que muchas de las actividades cotidianas pasan por este espacio. Por ello, cuando somos amantes de la cocina, queremos todo lo que vemos a la venta para decorarla, equiparla o adquirir utensilios que "necesitamos" para la preparación de los alimentos, desgraciadamente es común que terminemos comprando impulsivamente sin considerar la capacidad y tamaño.

Por mucho que gustemos de los accesorios, los electrodomésticos o el mobiliario, en muchas ocasiones el espacio y capacidad de nuestra cocina no da para dar cabida a todo lo que quisiéramos.

Es común que la cocina sea un ejemplo de la "abundancia". Tenemos múltiples accesorios, utensilios, vajillas, baterías, alimentos (naturales y de conserva) que en muchas ocasiones es más de la que necesitamos.

También hay más platos, vasos, tazas, cubiertos y copas de las que podemos almacenar. Contamos con "todo para cualquier ocasión". De hecho pensamos que hay de todo, pero precisamente lo que necesitamos es eliminar ese exceso para poder tener una cocina bien organizada.

Poniendo en práctica algunos trucos es posible ganar algo de espacio para tener en orden nuestra cocina y almacenar todo lo que necesitamos y algo más.

Cómo organizar los utensilios

Para organizar bien la cocina debes tener dentro de un mueble varios compartimentos para poder tener un orden cada uno de los utensilios que tenemos. Recordemos que las vajillas son las que más espacio abarcan, ya que debemos de acomodar la cantidad de platos grandes, platos medianos para ensalada, platos soperos, tazas y platitos para el café, para ello es aconsejable usar los compartimentos de la parte alta de mobiliario.

En las gavetas inferiores acomoda todo lo que son ollas, cacerolas, sartenes y electrodomésticos como el procesador de alimentos, batidora, licuadora, cafetera, entre otros. Hay que tratar de poner un lugar para cada artefacto y no estibarlos, ya que esto podría ocasionar una ruptura o mal funcionamiento cuando los utilices.

En la parte del fregadero siempre se hacen compartimentos debajo que pueden ser utilizados para guardar los detergentes y desinfectantes que se usan para la limpieza de la cocina, por lo que debemos de aprovechar esa parte del mueble al máximo.

Sugerencias para la alacena

Otra parte importante al organizar la cocina es la alacena, que es donde guardamos nuestros abarrotes y alimentos no perecederos. Es aconsejable poner los granos y azúcares en la parte de abajo, luego en un compartimento más arriba debemos colocar todo lo que son abarrotes tales como productos enlatados o en cajas de larga duración.


Recordemos que en la cocina en la medida de lo posible no debemos de estibar los utensilios que usamos para que no se nos destruyan con facilidad.

Elimina el exceso de objetos

Saca todo de los muebles y cajones e inspecciónalo con detenimiento. Coloca las cosas iguales juntas (los vasos, los tenedores, los paquetes, las latas, etcétera). De los utensilios de cocina, elimina los que tengas de más: si sólo utilizas cuatro platos al día y tienes 12, valora deshacerte de algunos o guardarlos en otro lugar para cuando lleguen visitas (puede ser un mueble en el comedor, la sala o cualquier otro). Haz lo mismo con los alimentos: examina si está en buen estado y tira todo lo que ya no vas a consumir.

Si encuentras cosas que no pertenecen a la cocina, mételo en una caja o cesto y devuélvelo a su lugar.

Las cinco áreas más importantes

Una vez que ya sabes lo que tienes que guardar en la cocina, para iniciar la organización vamos a seguir el método de las cinco áreas.

Decide qué lugar ocupará cada una de las cinco principales actividades de la cocina: cocinar, preparar alimentos, guardar alimentos, limpieza de utensilios y servicio de alimentos. Divide los utensilios por cada área y procura situarlos cerca de cada una de ellas. Esto ayudará muchísimo: es más rápido y fácil lavar los platos si el jabón está situado cerca del fregadero.

La teoría del triángulo

Piensa en tus movimientos siempre que estás en la cocina. Deberías ser capaz de alcanzar cualquier cosa que necesites con pocos pasos. Sitúa tu cocina como si fuera un triángulo, compuesto por los vértices de cocina-nevera-fregadero. Te ayudará a trabajar más rápido si además mantienes este camino libre de trastos.

Organiza tus muebles

Procura limitar el espacio mantén organizados los utencilios por tipo y función (un estante para copas, otro para platos, etcétera). Recuerda que todo lo que se vaya a utilizar junto debe almacenarse junto.

Utiliza "estantería" de metal para aprovechar la altura entre estantes en los muebles y tener más capacidad de almacenaje.

Los estantes suspendidos o barras de metal colgadas permiten añadir los accesorios que quieras: papel de cocina, especieros, escurreplatos, soporte de copas, etc. Hay gran variedad de accesorios disponibles acorde al espacio y a tus necesidades.

Emplea también cestas deslizantes. Puedes poner en ellas accesorios del mismo tipo para que tu búsqueda sea más sencilla. Mantén en orden las divisiones de los cajones.

Si necesitas contenedores de plástico, cómpralos cuadrados o rectangulares mejor que redondos (ocupan menos espacio) y a ser posible, que puedan guardarse unos sobre otros. Utilízalos sólo para lo que usen diariamente.

Busca soluciones de almacenamiento originales, como el almacenador de tapas de plástico. En una cocina organizada tendrás espacio para todo, siempre que coloques cada cosa en su lugar.

Qué recomienda el Feng Shui

En la filosofía del Feng Shui, la cocina es el órgano central de una vida exitosa. De acuerdo a la ubicación de la cocina, ésta tendrá un gran efecto sobre los habitantes de esa casa. La organización de los muebles de la cocina determinará que tan bien o que tan mal fluye la energía a través de la cocina y el resto de tu casa.

Algunos consejos para organizar la cocina según el Feng Shui son:

Asegúrate que en la cocina, la persona que prepara los alimentos tenga una vista completa de toda el área.

La cocina nunca debe estar en una esquina. En el Feng Shui las esquinas son áreas problemática porque limitan el flujo libre de la energía.

El fuego y el agua no se mezclan, por lo tanto los muebles, el fregadero y el refrigerador deben estar en diagonal unas con otras formando un triángulo y así evitar el conflicto entre fuego y agua.

En la manera de lo posible, la ventana de la cocina debe permanecer cerrada para que no escape la energía de la casa llevándose consigo la salud y bienestar de los miembros de la familia.

No coloques el microondas encima de la cocineta ya que esto oprimirá la energía y no la dejará fluir a través de tu hogar.

Busca la manera de ampliar los espacios pequeños, puedes colocar espejos en la pared y techo de la cocina para expandir la apariencia del área. Cuelga una planta sobre la entrada de la cocina y coloca espejos en los extremos.

Recuerda que el Feng Shui siempre tiene una solución para cada problema de diseño y organización en la cocina. Identifica qué es lo que no funciona para que encuentres en esta corriente oriental la mejor solución.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvaOJ

Notas Relacionadas

Amuebla tu casa sin ir a la bancarrota

Recuerda el dicho: menos es más, así que si quieres una casa linda y acogedora, procura dejar espacios libres para que r

10 Tips para un departamento pequeño

Consejos para aprovechar hasta el último rincón de tu depa.

Ideas para decorar una casa pequeña

La tendencia actual es vivir en espacios cada vez más pequeños, sin embargo esto no quiere decir que debas sacrificar estilo y comodidad. Te decimos algunos secretos para hacer de tu hogar un espacio funcional y bien aprovechado.

 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar