Entra con tus redes sociales

O entra con tu cuenta M3

Cómo hacer un clóset económico

Santiago Guzmán Montaño

|

Seguramente en tu casa hay algún rincón mal aprovechado, del cual puedes sacar partido instalando un clóset que será muy útil para organizar ropa, objetos y diversos utensilios del hogar. Además, este mobiliario dará un toque personal y más acogedor en cualquier espacio.

Para realizar esta tarea no es necesario que seas un experto carpintero, puedes hacerlo tú mismo con un poco de paciencia y siguiendo la guía que a continuación te damos:

Cómo fabricar un clóset en madera de melamina

Para construir y empotrar este tipo de clóset primero debes disponer del espacio para tal fin, el cual debes medir considerando la altura (h), el ancho (a) y la profundidad (p).

En el siguiente ejemplo construiremos un closet de h = 220 cms, a = 120 cm y p = 60 cms. como medida mínima de profundidad para poder acomodar ropa colgada.

Las etapas de fabricación comprenden, la dimensión de las piezas, corte, armado interior, instalación del marco y cenefa, instalación de puertas, acabado y limpieza.

Para construir un closet de esta medida emplearemos las siguientes piezas consideradas en madera de melamina de 15 mm de espesor, ya que no se requiere mucha fuerza de la madera debido a que va empotrado.

Piezas

Una pieza de 15 mm de espesor por 179.2 cms de largo y 53 cms de ancho (denominada A1).
Una pieza de 15 mm de espesor por 120 cms de largo y 53 cms de ancho (denominada A2).
Cinco piezas de 15 mm de espesor por 55 cms de largo y 53 cms de ancho (denominadas A3).
Dos piezas de 15 mm de espesor por 53 cms de largo y 5 cms de ancho (denominadas A4).
Dos piezas de 15 mm de espesor por 53 cms de largo y 5 cms de ancho (denominadas A5).

Armado interior

Para comenzar el armado, debes ubicar la pieza A1, tal como se muestra en la figura inferior; la pieza A4 va en la parte inferior de la pieza A1 y sirve para estabilizar esta parte. En los laterales se instalara la pieza A5, que servirá como soporte de A2 y de A1, la fijación de A5 se llevará a cabo mediante tornillos y taquetes plásticos a la pared, mientras que las piezas A2 con A1 se fijará con tornillos de 3.5 x 40.

Para culminar las piezas A3 se instalan atornillando soportes fijos (ver figura) en A1 y a la pared con taquetes.

Como podemos ver este closet no lleva puertas, pero puedes agregarlas si deseas, preferible del tipo batientes para ahorrar espacio y permitir más acceso. Por otro lado también se puede agregar un soporte de aluminio para colgar ropa, el cual se ubicaría entre A1 y la pared y puede fijarse mediante rodones de aluminio.

Para el caso de colocar puertas habría que agregar un marco externo de 10 cms y una cenefa superior también de 10 cms y dos marcos interiores de la misma medida para fijar en ellos las bisagras de tipo interior; las puertas serán de 15 mm de espesor por 205 cms de alto y 59 cms de ancho aproximadamente dependiendo de las medidas finales del muebles empotrado. Al final se colocarán jaladoras de puerta que pueden ser de plástico o metál, dependiendo del ambiente donde esta ubicado el closet y el uso que pretendamos darle.

De cualquier forma aquí tienes la opción para colocar puertas corredizas, para este efecto deberás contar con las siguientes piezas:

Dos piezas de 18 mm de espesor por 200 cms de largo por 62.5 cms de ancho. A estas puertas hay que efectuarles una perforación de 56 mm para colocar el asa empotrada (D4).
Dos piezas para el marco de 15 mm de espesor por 218.4 cms de largo y 10 cms de amcho (denominada D1).
Una pieza de 15 mm de espesor por 120 cms de largo por 15 cms de ancho (D2).
Una pieza de 15 mm de espesor por 120 cms de largo por 15 cms de ancho (D3).
Un juego de riel, ruedas y guías acorde con el ancho del marco (por lo general son estándar).

El armado es muy sencillo, primero coloca el marco conformado por las piezas D1 y D2, luego instala el riel en la parte superior del marco y las ruedas en la parte superior de las puertas. Coloca primero la puerta interior y luego la exterior y por último instala la cenefa (D3) y las guías inferiores de las puertas.

Closets para habitaciones juveniles

En la habitación de los jóvenes los closets representan un elemento importante para mantener el orden. Muchas veces éste se presenta por partes, de forma tal que se arme toda una estructura con muebles de diversos tamaños, cajones y repisas.

Ese tipo de mueblería que le da un valor agregado al closet (uniéndolo con otros muebles) son atractivos para los jóvenes que buscan ahorrar espacio para colocar más cosas. La utilización de la habitación por un joven no es solamente para descansar sino también para pasar un buen rato.

El closet puede ser de diversos tipos y materiales. Los más populares son los de madera lisa con adornos en plástico o melamina. Los colores dependerán del estilo de la habitación. Asimismo, hay diversos modelos.

Un modelo simple es el closet de dos cuerpos. El número de cuerpos coincide, usualmente con el número de puertas de un closet. Normalmente tiene cajones en la parte inferior pero los nuevos modelos presentan al closet como un elemento más del juego de muebles para la habitación.

Por otro lado, también se puede elegir un closet de tres cuerpos con cajones en la parte superior o inferior. Por sus dimensiones puede ser utilizado individualmente.

De igual forma, sin importar el número de cuerpos se debe pensar en el tamaño del closet que se debe elegir. Un mayor número de puertas beneficiaría a una habitación de grandes dimensiones. Sin embargo, la elección del mueble también involucra las necesidades del joven que lo utilizará.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvEOK
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar