Consejos para organizar los cables

César Iván Martínez

|

El avance en la tecnología inalámbrica es notable, sin embargo aun los sistemas más sofisticados e independientes todavía requieren de una conexión física, lo cual se repite a través de múltiples dispositivos que fácilmente pueden generar un verdadero caos de cables, aún sin ser esa la intención. Por ello te presentamos algunos consejos para que puedas tener una adecuada organización de cables en casa.

Conectar un dispositivo es algo relativamente fácil. Esconder todo el exceso de cables detrás de algún mueble y olvidarse de ello, también. Pero a la hora de mover la computadora o cambiar de dirección un cable, lo que parece algo simple puede convertirse en un infierno.

Contar con una organización de cables eficiente permite dos cosas: en primer lugar ayuda a reducir posibles acumulaciones de calor y centros de interferencia que podrían afectar el funcionamiento correcto de un dispositivo. Y en segundo lugar, permite identificar y desmontar rápidamente a cualquier cable que necesitemos quitar o reemplazar. No sirve de nada aplicar métodos de administración de cables si nos demanda horas enteras liberar alguno en específico.

Nunca debes estrangular los cables

Hay varias formas de organizar los cables, pero en todas se requiere tener un poco de cuidado. El rey de la organización de cables es la cinta de velcro, con la cual puedes ordenar todo tipo de cables, son baratas, fáciles de usar y además tienen, por sobre los clásicos cinturones, la posibilidad de abrirse fácilmente. Una cinta de velcro no puede faltar para nadie que quiera tener cables organizados.

Estrangular un cable o atarlo contra algún borde jamás es una buena idea. Los cables deben estar firmes, pero nunca ser prisioneros. Un método popular es el de los cinturones de plástico. El largo y ancho de los cinturones varía según la necesidad, pero su funcionamiento es el mismo: Una vez que se cierra, el cinturón no puede ser abierto a menos que se corte, o que se posea una paciencia extrema a la hora de forzar su pestaña de seguridad. Son fáciles de usar y permiten lograr un acabado excelente.

Otro método para asegurar los cables es atándolos con hilo encerado. Tal vez suene un poco improvisado, pero en realidad esto se utiliza en trabajos profesionales de electricidad. Atar los cables con hilo encerado permite que los cambios en una instalación de cables sean más fáciles de realizar, por ejemplo, a la hora de alterar la dirección de un cable. Requiere algo de práctica asegurar los cables de la forma correcta, pero hay beneficios de costo y de modificaciones posteriores que no deben ser tomados a la ligera, sin mencionar que el hilo encerado minimiza el riesgo de estrangulamiento del cable.

Separa cables de tensión y de audio

Debemos destacar que organizar los cables no significa juntarlos todos y colocarlos bajo un cinturón. Algunas combinaciones de cables deben ser evitadas, como por ejemplo los cables de tensión con los de audio. Uno de los objetivos de la administración de cables es reducir al mínimo posibles interferencias. La disposición de las conexiones en algunos dispositivos obliga a que el cable de tensión deba cruzarse con otros cables. Dichos cruces deben ser lo menos frecuentes posibles. Si un cable de tensión debe correr en paralelo con otro cable que transporta una señal no relacionada, debería existir una distancia prudencial entre ambos. El blindaje de los cables hace parte del trabajo, pero un poco también depende de nosotros.

Otro punto importante de la administración de cables es encontrar una buena posición porque generan calor, esto puede contribuir a un sobre calentamiento y a producir un accidente. No dudes en crear pequeñas prolongaciones para que los cables puedan ser ubicados en posiciones estables y ventiladas. Cualquier exceso de cables puede ser atado con un cinturón o un hilo.

Probablemente la mayor ventaja de la organización de cables es que nos permite ser originales. Si bien los cinturones y el hilo encerado son dos métodos comunes para asegurar cables, eso no quiere decir que sean los únicos. También es viable aprovechar la forma del mueble que contiene a nuestra computadora, TV, DVD o dispositivo en cuestión. Usualmente los usuarios recurren a un "exceso de ocultamiento" de cables, el cual luego se convierte en una pesadilla cuando hay que recuperar un cable o mover un dispositivo a otra parte.

Cableados permanentes

Los seguros permanentes (como por ejemplo las clavijas que van sobre madera) sólo deben ser utilizadas en cables que estarán en ese lugar mucho tiempo, como puede ser por ejemplo una línea telefónica. En vez de utilizar una clavija para asegurar un cable, es una buena idea utilizarla como punto de atadura o de agarre para aquello que va a asegurar el cable. De esta forma sólo se debe cortar el seguro, en vez de luchar para quitar toda la clavija.

Para organizar y que no se caigan cables en el escritorio, una excelente idea es colocar "clips" de carpetas en el borde, con el agarre nos permite mantener cables de audio, de red, de corriente sin que se caigan al piso.

Otras dos opciones más para la buena organización de los cables en casa son las llamadas canaletas, estructuras de plástico que pueden ser pegadas a una pared o a la parte posterior de un mueble. Las hay de múltiples tamaños y son especialmente útiles para instalaciones permanentes o semipermanentes. No son caras y son fáciles de instalar. Una solución más costosa son las vainas de contracción térmica. Una vez que tienes agrupados los cables, insertas un trozo de esta vaina y aplicas calor (el fabricante especifica cuánto) para contraerla y asegurar los cables. Estas vainas térmicas son utilizadas a la hora de organizar cables dentro de una carcasa, pero apenas se trata de una opción, y todo depende del nivel de complejidad que prefieras aplicar a tu proyecto de administración de cables.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvgOo
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar