Trucos caseros con agua oxigenada

Santiago Guzmán Montaño

|

El agua oxigenada, conocida también como peróxido de hidrógeno, es un compuesto químico que además de ser antiséptico y desinfectante es muy útil para aplicar algunos trucos que nos beneficiarán en el mantenimiento del hogar y de la salud.

Es conveniente señalar que el agua oxigenada a la que hacemos referencia es la que se adquiere en las farmacias (fórmula al 5% o menos) y no la que utilizan en los salones de belleza.

Como antiséptico, el agua oxigenada presenta una serie de ventajas frente a otros producto similares. Algunas de ellas son: es mucho más económico que cualquier otro  producto, es muy fácil de utilizar, simplemente hay que evitar que el recipiente donde se encuentre, entre en contacto con la herida.

 

El agua oxigenada se puede echar a perder pasados dos meses. Para conservarla, agrega en ella dos gotas de alcohol y mantenla en sitio fresco y sin que le dé la luz. Además de ser imprescindible en un botiquín, tiene otras utilidades: si el agua de tu casa no es 100% potable, verte una cucharada de agua oxigenada para limpiar las frutas y verduras. También en las zonas donde hace mucho calor conviene añadir dos gotas de este antiséptico por cada litro de agua.

El uso clásico del agua oxigenada en el hogar es para desinfectar las heridas. Para ello se debe verter directamente sobre la lesión o utilizar un algodón humedecido. Al entrar en contacto con la herida, la solución forma burbujas porque está haciendo reacción; este proceso debe continuar hasta que cesa la reacción porque significará que el área ya está limpia.

20 usos caseros

1.- Para desinfectar las superficies de baños y cocinas. Verter una onza de agua oxigenada en un aspersor que contenga litro y medio de agua y esparcir con una toallita en las áreas para desinfectar. Te sorprenderás del grado de limpieza.

2.- Para aclarar un mueble de madera que se ha oscurecido con el tiempo y la aplicación de muchas capas de cera, pasa sobre la superficie limpia un trapo embebido en agua oxigenada. Al cabo de unos minutos aparecerá el color natural de la madera: ahora sí podrás encerar tu mueble y devolverle su tono original.

3.- Tablas para picar y otros utensilios de la cocina son totalmente desinfectados después de su uso con un poco de agua oxigenada. El producto mata cualquier bacteria o germen, incluida la salmonella.

4.- Con el uso y el tiempo, los utensilios de madera que utilizas en la cocina pierden color y se van poniendo negros. Un fantástico truco casero para que recuperen su color y que parezcan como si fueran nuevos es el siguiente: en una cubeta coloca agua tibia y un buen chorro de agua oxigenada, deposita todos tus utensilios de madera y déjalos reposar durante dos horas. Pasado este tiempo lávalos de la manera habitual y déjalos secar. Verás que han recuperado todo su esplendor y color a madera.

5.- Para eliminar las manchas ocasionadas por frutas, rocía la mancha con zumo de limón y enjuaga con agua caliente. Si la mancha es antigua, usa una mezcla de agua oxigenada y un poco de amoniaco, y enjuaga rápidamente.

 

6.- Para blanquear objetos de marfil, mezclar un poco de blanco de España con unas gotas de agua oxigenada. Aplica esa pasta sobre tu objeto de marfil y deja secar al sol. Una vez seco, límpialo con un trapo húmedo y frótalo con un paño suave. El amarillo habrá desaparecido y tu objeto de marfil recuperará su blancura original. Límpialo periódicamente con zumo de limón o con bicarbonato diluido en agua.

7.- Si las portadas de tus libros se han puesto amarillentas, sólo deberás pasarles un algodón empapado en una mezcla hecha a partes iguales de lejía, agua oxigenada y agua. Comprobado, los libros recuperarán su color original.

8.- Las puertas lacadas en blanco pueden quedar limpísimas de una forma muy sencilla. Basta con utilizar vaselina líquida y agua oxigenada. Frótalas bien con un paño hasta que se sequen por completo. Te sorprenderá el resultado.

9.- Una cucharada de este producto, usada para hacer gárgaras y mantenido en la boca durante algunos minutos, mata todos los gérmenes bucales, blanqueando los dientes. Escupirlo después de las gárgaras. Los cepillos de dientes se mantendrán limpios y libres de gérmenes que causan la gingivitis y otros problemas bucales si los sumerges en una solución de agua oxigenada.

10.- Termina con las "bolitas" en los jerséis, suéteres y playeras, sólo acostúmbrate a verter, junto con el suavizante, dos cucharadas soperas de agua oxigenada.

11.- Las manchas de tinta son muy rebeldes, pero para quitarlas de la ropa basta con preparar una mezcla de bicarbonato con agua oxigenada y listo, adiós mancha.

12.- Para quitar las manchas de nicotina de los dedos, frota tus dedos con un algodón empapado en zumo de limón y agua oxigenada. Pronto te olvidarás de esas incómodas manchas amarillas.

13.- Aplicada en los pies, por la noche, evita problemas de hongos que causan los principales problemas, inclusive el mal olor. En las heridas (aplicándola varias veces al día) evita infecciones y ayuda en la cicatrización. Hasta en casos de gangrena remitirán con su uso.

14.- En una mezcla a medias con agua pura, puede ser aplicada en la nariz en resfriados y sinusitis. Esperar algunos instantes y sonarse la nariz. Esto mata gérmenes y otros microorganismos nocivos.

15.- Un poco de agua oxigenada en el agua del baño ayuda a mantener la piel saludable, pudiendo ser usada en casos de micosis y hongos.

16.- Ropa que precise desinfección o aquellas en contacto con secreciones corporales y sangre, pueden ser totalmente desinfectadas si se remojan en una solución conteniendo agua oxigenada antes del lavado normal.

17.- Para lucir uñas bien blancas. Frotar cada una de las uñas de las manos (arriba y por la parte de abajo) con un cotonete empapado con agua oxigenada.

18.- Para blanquear ropa amarillenta por el tiempo. Colocar la prenda en un recipiente que contenga agua oxigenada (tres cucharadas por cada litro de agua). Agregar unas gotas de amoníaco. Luego aclarar con agua tibia.

19.- Para aclarar manchas en la piel. Lavar con abundante agua el área de piel que presenta la mancha. Luego frotar suavemente con una bolita de algodón que contenga agua oxigenada y terminar enjuagando con agua. Aplicar este remedio a diario hasta lograr que se aclare la mancha.

20.- Para aclarar el cabello. Verter en el agua de enjuague tres cucharadas de agua oxigenada y, peinar pasado 10 minutos. Este truco permite que el cabello se vaya aclarando poco a poco. El cabello castaño oscuro quedará castaño claro.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvgOJ
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar