Entra con tus redes sociales

O entra con tu cuenta M3

5 mitos sobre los créditos hipotecarios

Mildred Ramo

|

A tasa fija. Tres palabritas que forjaron el principal motivo de contratación de hipotecas durante los últimos 10 años. No es para menos, después del quebranto de 1994 y 1995, cuando las tasas variables en créditos hipotecarios llevaron a la bancarrota a usuarios y bancos, esa condición quedó como elemento primordial para el consumidor.

Los cinco mitos sobre la contratación de una hipoteca

1- La tasa fija no basta. Prácticamente todos los créditos la ofrecen, pero hay que reconocer que hay algunos bastante malos. "Por definición, un crédito a más de 15 años no es recomendable, salvo en casos muy específicos".

2- La casa que compres no será eterna. Las necesidades de una casa cambian en la gente más o menos cada ocho años. Está la casa de soltero, de casados, de criar hijos, de envejecer (solos o acompañados). Así que hay que considerarlo, pues el crédito que tomes por la casa que compres hoy cambiará en unos años, así que habrá que considerar el inmueble como el futuro enganche para la siguiente propiedad.

3- El CAT y la tasa de interés no son lo único. Si bien hoy la mayoría de las calculadoras para adquirir un financiamiento hipotecario se basa en el porcentaje de la tasa y en el Costo Anual Total (CAT), un elemento esencial es cuánto se amortiza al capital a lo largo del crédito.

"Todas las instituciones financieras tienen sus créditos milagrosos, a tasas bajas. Pero la gente podrá notar que en muchos de ellos no se amortiza nada a capital, es decir, durante los primeros años de crédito casi todo se va al pago de intereses y comisiones.

Por ejemplo, puedes tener un crédito de 2 millones de pesos y al cabo de 8 años de pagar de pronto notas que apenas disminuiste 150 mil pesos de la deuda inicial.

"En un crédito al mismo lapso pero con una tasa ligeramente mayor, al cabo de ese tiempo puedes haber amortizado hasta 800 mil pesos a la deuda capital. Eso es lo que realmente importa".

El crédito idóneo es que tiene una tasa ligeramente alta pero con amortización a capital más grande, además de un CAT razonable. Es la mezcla del equilibrio, es lo que hace eficiente a un crédito hipotecario.

4- Hay que tensarse para adelantar pagos. No, olvídate de ese estrés. A medida que cumplas con puntualidad en tu hipoteca, no es necesario presionarse para adelantar pagos.

"Adelantar sólo es justificable cuando te sobra ese dinero, no lo necesitas para un gasto familiar o del negocio, cuando perder esa liquidez no te afecta".

5- Los créditos hipotecarios son peligrosos. "Nada de eso"

Constituyen un vehículo para formar patrimonio. Además, a lo largo del tiempo ayudan a establecer el hábito del ahorro.

Comprar una casa, así como contraer un financiamiento para la misma, constituyen actos de responsabilidad. Aquí el secreto es hacerlo de manera simétrica a la circunstancia económica de cada quien.

"Hay que elegir la casa que va con tu estilo de vida, con tu capacidad de pago. Es un acto de conciencia y si se hace bien, es un elemento de gozo".

Recuerda que sólo debes destinar 40% de tu ingreso al pago de deudas (eso incluye la hipoteca, tarjetas de crédito y autos) y no más de 30% de esa proporción al pago del financiamiento para el inmueble.

Un tip

Sabías que… si adquieres una casa en sistema de preventa ahorras hasta 30% sobre el valor final del inmueble. Pero hay que tener cuidado, pues los constructores pueden caer en insolvencia y no terminar el edificio o erigirlo mucho después de lo acordado. Mejor pide antecedentes en la Procuraduría Federal del Consumidor antes de asumir cualquier trato del estilo.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvSWA

Notas Relacionadas

Recupera el control de tu hipoteca

¿Te atrasaste en el pago de tu hipoteca? No es el fin del mundo...

Principales requisitos para solicitar una hipoteca

Aunque cada institución financiera tiene políticas para otorgar un crédito, todas califican de manera similar

Tips para elegir un crédito hipotecario

Adquirir una vivienda a través de una hipoteca es una importante decisión que requiere evaluar nuestra capacidad de pago

 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar