Entra con tus redes sociales

  

O entra con tu cuenta M3

5 claves para ser un buen roommate

  • 5 claves para ser un buen roommate

|

En México cada vez más jóvenes eligen el formato de corresidencia como forma de vida; la mayoría lo hace buscando independencia de sus padres porque al principio sus ingresos no son suficientes para costear una vivienda para ellos solos.

La corresidencia consiste en compartir los gastos que implican la renta de una vivienda con personas con las que no se tiene parentesco alguno. En algunos casos, la relación de convivencia puede ser muy buena, mientras que en otros es caótica y puede destruir una amistad. Por esto te traemos cinco consejos para ser un buen roommate.

  1. Lleguen a un acuerdo sobre las responsabilidades: Es sumamente importante tener claro desde el principio quién paga la luz, el agua, el gas. etc; quién es el encargado de pagar la renta; de resolver problemas con el dueño del departamento; de ir a las juntas de condominio. Con estos roles bien definidos desde el inicio de la relación, será más fácil solucionar posibles problemas. Dejarlo por escrito será aún más beneficioso para ambas partes.

  2. Hagan un inventario: Así como los matrimonios tienen acuerdos prenupciales donde detallan cuáles propiedades seguirán siendo suyas en caso de rompimiento, los roommates también deben hacer un inventario de cuáles cosas son suyas. Por ejemplo, es común que uno de los compañeros de departamento traiga un sofá que podrán usar todos. Con el tiempo el concepto de propiedad sobre este sofá se irá perdiendo. Esto provoca, en algunos casos, que cuando el dueño original del sofá se tenga que mudar, los otros compañeros se confundan sobre el origen del mismo. Si esto queda escrito desde el principio se evitarán problemas.

  3. Conversen abiertamente sobre horarios: Si eres una persona nocturna y tu compañero no, es importante que lo interrogues de forma directa sobre si le afectan tus actividades nocturnas. Igual de forma contraria, si tu compañero es nocturno y tú no; debes decirle si te afectan o no que él siga despierto mientras tú tratas de dormir.

  4. Respeta la privacidad: Ser compañeros de departamento no significa ser mejores amigos o hermanos. Si bien comparten mucho en el día a día, muchas veces la gente necesita su espacio para estar consigo mismo; sobre todo luego de un mal día. No invadas el espacio que se haya delimitado para él y por nada del mundo entres a su recámara si no te lo han pedido.

  5. Considera y sé tolerante: A pesar de no ser mejores amigos, tu compañero de departamento es una persona importante en tu día a día. No dejes de invitarlo a eventos, fiestas o reuniones. Además de eso, sé tolerante con su carácter y gustos; recuerda que es una persona que no tuvo la misma crianza que tú. Trata de aprender de él y, siempre y cuando no te afecte, respeta las cosas que le gustan.

En Metros Cúbicos puedes encontrar una gran selección de inmuebles, ideales para que tú y tu prospecto de roommate den el gran paso a la libertad.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0dZLiJ
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar