Entra con tus redes sociales

  

O entra con tu cuenta M3

5 maneras de cortar con tu roomie

María Guadalupe Sandoval Meza

  • 5 maneras de cortar con tu roomie

|

Si alguna vez has rentado casa o departamento, quizá sepas lo que es compartir el techo con alguien que no es precisamente el mejor rommie del mundo. La charla de ruptura con el o los malos compañeros de casa está entre las cosas más incómodas que puedes experimentar, pero es un mal necesario que debes atravesar si quieres evitar vivir con alguien desagradable por más tiempo. Por ello te presentamos 5 diferentes tácticas que puedes usar, dependiendo de tu cuál sea tu situación.

1. Sé honesto

Si vives con un estudiante de ciencias forenses y el refrigerador está siempre lleno de criaturas en descomposición, en definitiva tienes una situación en la que hay que ser completamente honesto sobre tus motivos para mudarte. Lo mismo aplica si compartes el departamento con un baterista de metal o alguien que tiene una serpiente por mascota y no la guarda en su caja.

Funciona mejor cuando: hay una sólida y práctica razón por la que no puedes seguir viviendo con una persona. La honestidad puede ser genial si lo que deseas es mantener la amistad con tu compañero, simplemente dile que no puedes soportar los ladridos de su perro día y noche, así que te tienes que ir. Y no pierdas la oportunidad decirle que te encantaría que alguna vez se tomaran unas cervezas en tu nuevo depa.

2. Sé maduro

Muchas personas han sentido alguna vez que algo no anda bien con su roomie. Si por alguna extraña razón no se llevan bien, la mejor manera de lidiar con la situación es ser maduros al respecto. Busca un momento y establece una charla, explícale que el estilo de vida que están llevando no es para ti y procura decirle de forma neutral que te mudarás.

Funciona mejor cuando: esto es más efectivo cuando no conoces realmente a las personas y cuando no estás interesado en continuar la relación con ellos. Lo mejor de este método es que la contraparte casi siempre estará de acuerdo en que la situación no es la ideal y hay pocas probabilidades de que haya una pelea.

3. Solicita ayuda profesional

Se tiene que haber presentado una situación muy grave como para cambiar la cerradura, pero a veces es una medida extrema que se tiene que considerar. Por supuesto esto no solo será tu decisión y siempre tienes que involucrar al propietario y al agente inmobiliario. De hecho, lo más aconsejable es contactar primero al propietario de la casa o departamento y mantenerlo al tanto de la situación, ya que es necesario emitir varias advertencias antes de tomar acciones tan definitivas como cambiar la chapa de la puerta.

Funciona mejor cuando: llama a tu arrendador o al agente inmobiliario y hazles saber que tu rommie no ha pagado la renta en meses, a pesar de que le has dado varias oportunidades de ponerse al corriente y rectificar la situación. Señálales que se ha rehusado a pagar lo atrasado o a mudarse. Esta táctica también funciona cuando tienes un roommate que oficialmente se ha mudado pero que sigue “yendo a recoger algunas cosas” y nunca ha devuelto su llave.

4. Córrelo sutilmente

Aceptémoslo, este es un enfoque bastante inmaduro, una táctica muy rudimentaria para romper con tu compañero de casa, pero a veces es necesario hacerlo de esta forma aunque se recomienda un ligero toque de sutileza. Esta estrategia consiste en alterar tu propio comportamiento al punto en que ya no le guste vivir contigo y, finalmente, termine mudándose.

No seas irrespetuoso con la persona en cuestión, solo hazle notar que no eres tan compatible con él como lo pareciste al principio. Esta táctica solo debe ser utilizada en circunstancias muy especiales y cuando la honestidad y la madurez te han fallado.

Funciona mejor cuando: estás viviendo con alguien que se rehúsa a escuchar razones. Por ejemplo, si nunca contribuye con el pago del papel higiénico, simplemente deja de ponerlo a su alcance, de esa forma no podrá usar lo que no paga. De igual forma, si continúa dejando la puerta sin cerrojo porque siempre pierde sus llaves, asegúrate de cerrarla adecuadamente antes de irte de fin de semana con tus amigos.

La buena noticia es que o empezará a mejorar su comportamiento (propicia la conversación y aprovéchala para poner en la mesa tus puntos) o finalmente se mudará.

5. Avisa y comienza una nueva vida

Si tu situación se ha vuelto intolerable y has tomado la decisión de mudarte, avisa con dos semanas de anticipación, paga la renta y los servicios que estás obligado a cubrir. Empaca y márchate. Cuando las cosas se agravan lo que corresponde es pedir ayuda a los agentes inmobiliarios.

Funciona mejor cuando: de verdad te preocupa tu bienestar. La evasión es la mejor táctica en una situación extrema. Pide a un amigo que te ayude a mover tus cosas o espera a que tu roommate salga de la ciudad para hacerlo con total tranquilidad. No olvides pagar la parte que te corresponde de las cuentas, si vives con personas que realmente te intimidan para justificar la huida, lo menos que quieres es que piensen que te fuiste debiéndoles dinero.

¿Tú has vivido alguna situación similar? Cuéntanos cómo lo solucionaste y ayuda a los otros a no pasar por lo mismo.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0daWHp
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."

Notas Relacionadas

Cómo dividir la renta y los gastos con un roomie

Compartir depa puede ser una buena idea, toma en cuenta estas consideraciones.

Roomies, ventajas y desventajas de la vida en común

Buscar compañeros de departamento es una práctica cada vez más común entre los jóvenes mexicanos.

Consejos para elegir un buen roomie

Hoy día está de moda compartir depa, pero este estilo de vida también tiene reglas que garantizan la buena conviviencia.

 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar