Cuidado con las casas hipotecadas

|

Probablemente te has preguntado si es posible comprar un inmueble antes de que su actual propietario lo haya terminado de pagar. Esta operación es factible desde el punto de vista legal, sin embargo, la conveniencia de hacerlo es otro asunto.

De acuerdo con los expertos, adquirir una casa hipotecada presenta algunos riesgos. "Normalmente lo que se compra son problemas", advierte Gustavo Cerrillo de la Notaría Pública No. 37.

Uno de los escenarios posibles es comprar la casa de una pareja y que posteriormente se divorcien o alguno de ellos muera. "Obtener sus firmas para la cancelación de la hipoteca es sumamente difícil", resalta.

Según los especialistas, liberar o cancelar la hipoteca es un requisito importante al momento de terminar de pagar tu casa. Hazlo cuanto antes para evitar problemas a futuro.

"Cuando vienen a hacer la venta de un inmueble, nos encontramos con que la propiedad sigue apareciendo gravada. Es importante educar a la gente para que tenga sus papeles en orden", señala Cerrillo.

"Se retrasa la venta de un inmueble cuando no está liberada su hipoteca porque la gente difícilmente compra un inmueble hipotecado", asevera.

En ello coincide la corredora inmobiliaria Blanca Garza, quien agrega que es común que los propietarios olviden liberar su hipoteca, lo que dificulta la venta.

"Hay casas que tienen 50 años y resulta que se compraron con crédito hipotecario o de la misma constructora y se terminaron de pagar pero la gente no sabía que tenía que solicitar la carta de liberación y registrarlas en el Registro Público de la Propiedad", expresa Garza.

"Al momento de la venta es extenuante localizar a la constructora y hasta entonces se inicia el proceso de la solicitud de cancelación", señala.

El costo de realizar este trámite no es alto, puede llegar a los dos mil pesos, resalta Cerrillo.

El experto comenta que, en el caso de que se localice al acreedor para que firme la liberación de la hipoteca, se debe seguir un procedimiento judicial para obtenerla.

Otra fuente de sinsabores en la compraventa de inmuebles hipotecados surge cuando alguno de los involucrados otorga poderes.

En algunos casos esta clase de documentos se pueden cancelar en cualquier momento, menciona Cerrillo. "Lo más conveniente es acudir con un asesor inmobiliario y que los trámites se hagan en una notaría", afirma.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0degWA
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar