Consejos para la compra de un terreno

Editorial metros cúbicos

|

Comúnmente, la adquisición de un terreno es la base para construir una vivienda que pasará a formar parte de tu patrimonio. Por ello se trata de una compra importante en la que tienes que revisar todas las opciones disponibles, ya que deberán adaptarse a tu gusto, necesidades y estilo de vida.

Por toso esto, a continuación te damos algunas sugerencias para que el proceso de adquirir tu terreno sea más sencillo:

El abogado civil Rafael Rosales Baca, nos explica que cuando se adquiere una propiedad, ya sea un terreno, casa, departamento o local comercial, en el mercado encontramos dos tipos de inmuebles: el regular, que tiene escrituras y está inscrito en el Registro Público de la Propiedad; y la que no tiene ni escrituras ni inscripción, es irregular, pero puede ser comercializable.

En este caso, aunque no hay escritura, la transacción puede hacerse obteniéndose en la compra los llamados derechos posesorios de la propiedad. Sin embargo, debido a que las situaciones pueden ser diversas y variadas en este caso, existe el riesgo de que haya problemas.

Qué es lo ideal

En una operación regular de compra-venta, que es la vía más sana, lo primero a verificar es que la parte vendedora cuente con las escrituras, pues éstas son el título de propiedad del inmueble, señala el especialista. Pero hay que poner atención en lo siguiente:

De entrada, es importante revisar que las medidas de la propiedad coincidan con las que declaran las escrituras. Aunque no tiene que ser exacto, anota Rafael Rosales.

Por otro lado, también hay que observar que en dicha escritura conste un sello del Registro Público de la Propiedad y el Comercio, el cual contiene una serie de datos que le darán acceso al historial del inmueble.

Según Rosales, cada propiedad tiene un historial en el Registro Público de la Propiedad, donde consta, desde la primera inscripción del inmueble, a qué nombre se hizo, la fecha, hasta a quién se le vendió después, y así en lo sucesivo.

Respecto del formato del sello, éste difiere en las escrituras de propiedades nuevas y las que fueron registradas antes de 1979.

En las propiedades recientes se encuentra un Folio Real, que es un número; ya en escrituras más viejitas, de 79 u ochenta para atrás, los sellos dicen: ´Esta escritura se encuentra inscrita en el Registro Público de la Propiedad y Comercio de la Ciudad de México, en el libro X, sección Y, hoja Z, tomo tal, explica.

En ambos casos, los datos le dan acceso a cualquier usuario de conocer el estado del inmueble en el Registro Público de la Propiedad, información por la que deben pagarse los derechos correspondientes.

Otros consejos

1.- Revisa que los documentos coincidan: Lee detenidamente las escrituras del que será tu nuevo terreno. Asegúrate que los datos sean correctos, revisa que las medidas que dicen las escrituras sean las mismas medidas con las que cuenta, y que tenga un sello del Registro Público de la Propiedad, el cual tiene una serie de números que te darán acceso al historial del mismo. Será importante verificar que la propiedad no tenga gravámenes o hipotecas pendientes.

2.- Consulta el uso de suelo: Visita la delegación u oficina municipal que corresponda a la propiedad y revisa que tenga autorización para construir. En caso de que no tengas permitido edificar, tendrás que buscar un terreno en otra ubicación.

3.- Estudia la zona geográfica: Infórmate con los mismos vecinos del lugar si existen inundaciones en cierta época del año, así como deslaves, huracanes, o cualquier otro fenómeno natural del que debas estar enterado. Investiga si hay fábricas, depósitos de basura o conductos de petróleo o gas cerca del lugar. Estos factores pueden ser determinantes para que tomes la decisión de comprar el terreno o buscar uno mejor.

4.- Revisa los servicios e infraestructura: Esto incluye que la zona sea lo que buscas en cuanto a áreas verdes, iluminación, alcantarillado, así como los servicios a los que tengas acceso una vez construida tu casa. Recuerda que hay servicios de televisión por cable y telefonía que no instalan en determinadas zonas.

5.- Haz un balance general: Considera pros y contras de comprar el terreno de acuerdo a lo que más te interese. Recuerda que todo lo que decidas deberá adherirse a tu presupuesto. Proyecta qué costos te generará en el corto, mediano y largo plazo, y de qué manera financiarás la construcción de tu hogar.

Y para inversionistas recomendamos: Cómo invertir con terrenos.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvaZp
 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar