Entra con tus redes sociales

  

O entra con tu cuenta M3

Cómo tramitar una fianza de arrendamiento

María Guadalupe Sandoval

  • Cómo tramitar una fianza de arrendamiento

    Vas a rentar un departamento y no tienes aval, la fianza de arrendamiento es otra opciÃ?³n.

|

¿Estás pensando rentar una casa o un departamento y el propietario te solicita una fianza de arrendamiento como parte de los requisitos? No te preocupes, aquí te explicamos lo que necesitas saber al respecto.

En primer lugar debes tener claro que una fianza de arrendamiento inmobiliario es el contrato a través del cual una afianzadora (fiador), autorizada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), se obliga a pagar al beneficiario del contrato (arrendador), las obligaciones contraídas por el arrendatario (fiado), en caso de que éste no lo haga.

¿Cuáles son sus beneficios?

De acuerdo con Eduardo de la Canal, consultor de negocios de Coldwell Banker México, este tipo de fianza tiene dos grandes beneficios:

  • Da certeza jurídica al dueño del inmueble en renta, es decir, le responde en caso de que el inquilino no cumpla su compromiso de pagar la renta o los servicios y cuando el fiador también tenga problemas para llevar a cabo su obligación.
  • Brinda una respuesta rápida, ya que una vez que el arrendador mete su solicitud de pago a la afianzadora, ésta cubrirá la renta no pagada en los siguientes 10 a 15 días hábiles, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos establecidos por la empresa.

¿Cuánto cuesta?

La fianza de arrendamiento varía según la afianzadora y el costo de la renta. “Hablamos de cerca de 85 o 90% sobre el valor de ésta. Por ejemplo, si deseas rentar una propiedad de 10 mil pesos mensuales, la fianza (incluyendo IVA) puede oscilar entre 9,200 o 9,500 pesos”, explica de la Canal.

De acuerdo con Claudia Rodríguez, promotora de fianzas, entre los conceptos que incluye una fianza de arrendamiento se encuentran:

  • El monto a garantizar: es la cantidad equivalente al pago de la renta durante los 12 meses que generalmente dura un contrato de arrendamiento. Se calcula multiplicando la renta mensual por 12 para anualizarla. Por ejemplo: $7,000 x 12= $84,000
  • La prima neta: es un factor que determina cada afianzadora al multiplicar el monto a afianzar por su tarifa. En el ejemplo: $84,000 x 4%= $3,360
  • Los gastos de derecho de investigación que ascienden a 3.5% de la prima neta: En el ejemplo: $3,360 x 3.5%= $117.60
  • Los gastos por emisión de póliza: es la cantidad que determina cada afianzadora: fluctúa entre $1,000 y $1,800.
  • La consulta al buró de crédito: $150 aproximadamente.
  • IVA: 16%. En el ejemplo: $4,477.60, más 16% de IVA ($716.42). Lo que daría un importe total de $5,194.02

¿Cómo tramitarla?

Para contratar una fianza primero debe de existir un contrato de arrendamiento. La persona interesada en rentar el inmueble deberá de presentarse en una afianzadora para integrar un expediente de solvencia que refleje su nivel de ingresos, entre otros datos.

También es necesario que tenga un obligado solidario, el cual debe presentar un inmueble que se tomará como garantía en caso de que no se cumpla el pago de la renta. La propiedad debe estar libre de gravamen, es decir, no estar hipotecada o comprometida como garantía en otro contrato. Además, debe de pertenecer a la persona que aparece en la escritura.

¡Ojo con esto!

Pagar una fianza de arrendamiento puede parecer oneroso, sin embargo es completamente recomendable, incluso si como arrendador ya cuentas con otros instrumentos de protección como la póliza jurídica.

“La diferencia radica en que una fianza de arrendamiento ofrece la posibilidad de recuperar el monto de las rentas no pagadas hasta por dos meses (periodo que se alarga solo en caso de presentar constancia a la afianzadora de que se ha iniciado una demanda de desahucio), mientras que la póliza te asesora en la labor de desalojo del arrendatario moroso” señala Eduardo de la Canal.

Un buen consejo

Dado que la fianza de arrendamiento ofrece un beneficio directo al dueño del inmueble y al mismo tiempo responde a la obligación del inquilino de ofrecérsela, suele suceder que ambas partes lleguen a un acuerdo para dividir el costo total de la póliza. Intenta tomar esta vía con el propietario, no se perderá nada si lo propones.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvEZo
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."

Notas Relacionadas

Guía para jóvenes que rentan su primer depa

¿Quieres independizarte? Entonces considera estos consejos que te ayudarán a concretar un arrendamiento seguro y rápido.

Tips para antes de firmar un contrato de renta

Rentar un inmueble no es un juego, más vale revisar a fondo y dejar claras las obligaciones y derechos de ambas partes.

Consejos para rentar un local comercial

¿Piensas iniciar un negocio? Conoce algunos tips para que el pago de la renta y los trámites no acaben con tus ganancias

 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar