Entra con tus redes sociales

O entra con tu cuenta M3

Crédito hipotecario para veinteañeros

Regina Reyes-Heroles C.

|

Resuelve tus dudas sobre financiamiento para comprar casa

Un elemento importante para formar un patrimonio es la casa. Sin embargo, en la mente de pocos veinteañeros existe el conocimiento de que al poco tiempo de iniciar su vida laboral pueden comprar un bien inmueble. Suena increíble pero así es, a unos años de empezar a trabajar podrían convertirse en dueños de sus primeros ladrillos.

"Todos pensamos que comúnmente un joven invierte en la compra de un automóvil, pero en el tiempo éste bien se deprecia, mientras que la casa va ganando valor", dice Enrique Margain, director de crédito hipotecario de Scotiabank, quien cree en la conveniencia de que un veinteañero pueda contratar un crédito hipotecario.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los 112 millones de mexicanos que hay, unos ocho millones son jóvenes de entre 25 y 29 años de edad, quienes pueden dar el salto para ser compradores de una vivienda, pero pocos lo hacen porque hace falta cierta madurez financiera para lograrlo.

"Al referirnos a ‘madurez financiera’, no se trata de tener mucho dinero, sino de tener orden en el manejo de éste y capacidad para planear a largo plazo", explica Enrique Medina, director de negocio bancario de BBVA Bancomer.

De hecho, datos de esta institución financiera señalan que11% de sus créditos hipotecarios vigentes, vencidos y terminados han sido para personas de hasta 26 años, lo cual es equivalente a 63,623 financiamientos de los 605,057 otorgados en el total de la cartera de BBVA Bancomer.

Beneficios de una hipoteca cuando eres joven

La vida financiera está compuesta de etapas y en cada una se destina el dinero a diferentes eventos importantes. Un evento es la compra del primer bien inmueble, esta es una compra que aporta al patrimonio de una persona.

"Para un joven de 25 años, poder comprar un inmueble por medio de una hipoteca, que con el tiempo le genere plusvalía, es fomentar una cultura de creación de patrimonio", explica Enrique Margain.

Algunas ventajas que señalan los funcionarios de Scotiabank y BBVA Bancomer de comprar casa al iniciar la vida laboral de un joven son:

• Creas patrimonio desde joven: Cuando te cases y tengas hijos habrás adelantado el proceso de la compra de tu casa y, por lo tanto, si quisieras una más grande lo harás más rápido.

• Organización financiera: Adquirir un compromiso a largo plazo te obligará a analizar tu capacidad de endeudamiento y de pago, además de que ayudará a crear un hábito de ahorro.

• Mayor sentido de estabilidad y compromiso con la vida laboral: Entenderás que de tu ingreso mensual depende el pago de tu casa y por ende harás un mayor esfuerzo por mantener tu empleo.

• Formación del historial crediticio: Conforme vayas haciendo pagos puntuales a tu hipoteca crearás un historial sobre tu puntualidad y de la forma en la que te comportas como sujeto de crédito. Un buen historial crediticio te abrirá muchas puertas a otros financiamientos.

Detalles de un crédito para jóvenes

Comprar un bien inmueble a través de un crédito hipotecario es un compromiso a largo plazo, es decir, por lo menos 15 años. Debes hacer un análisis de tu capacidad económica para hacerle frente.

La decisión de adquirir una casa alrededor de los 25 años es personal y depende del perfil de cada persona y sus hábitos de ahorro, explica Enrique Medina, de BBVA Bancomer.

Entre los detalles que debe considerar un joven antes de elegir un crédito hipotecario están:

• Pensar en el enganche: para cualquier hipoteca deberás tener un ahorro para el enganche. Averigua cuánto debes tener y cómo vas a completarlo.

• Tener bien claro qué es largo plazo: El compromiso de pago que vas a adquirir es de por lo menos 15 años, aunque cuando se es joven los productos existentes más bien se plantean para 20 años. Debes estar consciente de que estarás pagando tu casa por este periodo y que ello implicará sacrificios monetarios para otras cosas, con el beneficio final de poder tener una casa propia.

• Apostar por los pagos adelantados: Antes de contratar asegúrate de que puedas hacer pagos adelantados de tu hipoteca sin penalizaciones.

• Investigar sobre productos con pagos crecientes: La idea es que conforme pase la vida del crédito pagues un poco más por tu casa. Esto va acorde con la idea de que la vida laboral inicia con un sueldo base pequeño, pero que un joven puede tener incrementos salariales mayores a la inflación en los años posteriores, por lo que poco apoco podrás pagar una mayor mensualidad.

• Mayor capacidad de endeudamiento: Cuando no tienes otras responsabilidades, como por ejemplo una familia, y tu sueldo es fijo con potencial de crecimiento, entonces puedes aprovechar para endeudarte un poco más. Si en principio se recomienda que el total de las deudas no rebase el 30% de tus ingresos, en el caso de los jóvenes pueden incrementar este porcentaje hasta en 10% -por la razón de adquirir un bien inmueble por medio de un crédito-, lo que quiere decir que puedes hacer que el total de tus deudas sea equivalente al 40% de tus ingresos.

• Atención con los seguros: Revisa que la hipoteca cuente con seguro por desempleo y seguro de vida. Si te quedaras sin empleo, te pueden ayudar con el pago del crédito por, generalmente, tres meses. Por otro lado, si llegaras a faltar las mensualidades restantes quedan cubiertas y puedes dejarle el bien inmueble a un beneficiario.

¿Cómo funciona la hipoteca para jóvenes?

BBVA Bancomer tiene un producto llamado Hipoteca Joven para mayores de 18 años con salario fijo, actividad empresarial o que laboran de manera independiente.

"La diferencia del producto radica en que el pago por mil con el que empieza la Hipoteca Joven es más bajo del que tendríamos en cualquier otro crédito, al joven se le cobra un pago menor para que pueda tener una hipoteca, porque como todos se empieza con un sueldo menor hasta que conforme pasa el tiempo crece el sueldo", detalla Enrique Medina.

La idea es que la hipoteca tenga pagos crecientes porque el sueldo crece anualmente por encima de la inflación, sobre todo entre los 20 y 35 años de edad, por lo que según avanza en la edad aumenta la mensualidad.

Cada año hay un incremento en la mensualidad del 2.5% hasta el año 14, en el que se convierte en un pago fijo mensual.

Con que demuestres tres meses en tu empleo actual puedes pedir un crédito para una casa de hasta $1.5 millones de pesos. Si puedes comprobar un año de antigüedad entonces podrás pensar en una casa con un valor de más de $1.5 millones. Obviamente debes tener un historial crediticio positivo.

El crédito es en pesos a un plazo de 20 años con tasas desde 11%. El financiamiento mínimo es de $200,000 pesos para viviendas con un valor inicial de $300,000 pesos. Si quieres una vivienda de hasta $1 millón de pesos te prestan hasta el 87.5% del valor de la vivienda; 85% si el inmueble vale hasta $3 millones de pesos y 70% para casas o departamentos con un precio superior.

2a. parte: ABC del crédito para jóvenes.

Más artículos del especial: Financiamiento, dinero para comprar tu casa.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvbWz

Notas Relacionadas

ABC de un crédito para jóvenes

Si tienes un empleo estable con ingresos comprobables podrías convertirte en dueño de una casa, aún si eres veinteañero.

Cómo funciona un crédito hipotecario

A la hora de querer comprar una casa o departamento, muchas personas se preguntan cómo funciona una hipoteca, qué pasos son necesarios para formalizarla, pues esta es la herramienta financiera que la mayoría de la gente utilizamos para formar patrimoni

¿Qué es una hipoteca?

Conoce las características de un crédito hipotecario, sus alcances, tus derechos y obligaciones. Familiarízate con todo.

 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar